martes, 2 de octubre de 2007

Nombres (que trata sobre cómo tu propio nombre condiciona necesariamente tu futuro)

El domingo estaba leyendo algo de prensa y no recuerdo exactamente dónde ni el motivo, pero se citaba explícitamente a un juez que últimamente está en el candelero debido al escándalo del Jueves: Fernando Grande-Marlaska. Inmediatamente me puse a pensar en el nombre de este personaje y me vino a la cabeza que, con un apellido como ese, necesariamente tenía que desempeñar un cargo importante dentro de la sociedad.

Me explico: Grande-Marlaska no podría haber sido - y con todos los respetos digo esto - un hombre normal. Ya imagino la situación: nace el niño y le pregunta a su padre "Papá, ¿cómo me llamo?" - "Fernando Grande-Marlaska, hijo" - "Joder papá, yo quería ser futbolista!!" Pues no va a poder ser. Los futbolistas se llaman Raúl González, Xavi Hernández, Luís García... nada de Marlaskas grandes. No puede ser futbolista tú! Un poco de respeto!

Con un nombre como ese, estás condenado a algo grande en la vida. Un juez de la audiencia nacional pega bastante ahí y hay otros ejemplos, dentro de judicatura, que confirman la regla: Baltasar Garzón o Cándido Conde-Pumpido son también elementos que por cohone estaban destinados a ser portadas en los periódicos. Sinceramente, un titular como "El juez Manolo Pérez prohibe una manifestación abertzale" no queda bien, no impacta. ¿Manolo Pérez? No, imposible. Manolo Pérez trabaja en otra cosa, es humano.

Si llamándome yo Blanch de apellido ya tuve que soportar mis bromas en el colegio (había un programa de televisión en la época cruel de los niños que se llamaba "Blanc o Negre" y había la broma fácil), imagino que el llamarse Baltasar no tiene que ayudar mucho tampoco en clase. Blanch es un apellido multidisciplinar, en cualquier caso: puede ser tanto de futbolista como de juez (de hecho, así es xD) pero le falta un montón de glam. Claro que eso lo pongo yo, cof cof cof. Supongo que, bueno, cada uno ha vivido lo suyo con su propio apellido. De hecho se me ocurren algunos de mis gente allegada y tienen su miga... eh, ¿Marta? ¿Gemma? ¿Mònica? xD

En fin, nada, que tenía ganas de hacer esta breve reflexión que dejo aquí para la posteridad :-)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, yo tuve un cliente que se llama de apellido "cerdo" y no creo que tenía ya complejos, estaba resignado, jejeje.
Los que tenemos apellidos comunes como el mío "Gutierrez" también tenemos que soportar lo nuestro (que nos lo acorten como Guti o Buti o combinaciones varias) pero
bueno.
Si es verdad que algunos apellidos parecen mas importantes pero es porque nos llaman mas la antención.

Sldos. Jordi.

Gemma dijo...

Gemma Serra. Con este nombre no podré ser nunca de la farándula. No obstante, tiene una sonoridad imponente y firme. Son un nombre y apellido redondos, combinan bien, se equilibran, pegan. Podría ser incluso ladrona de guante blanco. Com et dius? Gemma Serra. Siempre lo digo muy alto, me encanta.

Carme dijo...

Porsupuestísimo. Nuestro/s apellido/s de lo mejorcito que hay... Com et dius? Carme Serra. También lo digo muy alto, me encanta!.

Vander dijo...

Algunos, en vez de dejar nuestro futuro en manos de nuestro apellido, dejamos huella con nuestra presencia y nuestras hazañas.


Sois unos conformistas.

Motenai dijo...

Tú "avanderas" la vida, lo sé.

Anabel dijo...

Mucha gente aún no tiene claro que AMADOR puede ser un apellido (véase, Raimundo Amador...sí, sí, cante "jondo" y flamenco!) y que en el caso de ser un nombre...éste ES MASCULINO...(véase Amador Mohedano...ni que decir tiene sobre la copla!)

Cuando ya queda claro eso...llega la otra pregunta. NOMBRE?: ANABEL...Ya la hemos vuelto a fastidiar: Anabel de....Ana Belén? de Maria Belén? (nunca he entendido esta parte)...no, no señorita...de Ana Isabel
Petons!

hackett4life dijo...

Es curioso, pero es verdad eso que dices de que la gente que alcanza cierto status social y profesional tiende a tener nombres rimbombantes. Sin embargo, soy de los que creen que es nuestro destino (ya prefijado) el que determina de antemano cuál será nuestro nombre, y no al revés.

Así, por ejemplo, el nombre de Sergio (pues así me llamo; un saludo tocayo) sugiere fuerza de carácter, voluntad, magnetismo, atracción y valor (vale, me he pasado un poco, pero lo leí en cierta ocasión en un cartelito de esos que te dice lo que cada nombre significa).

Me gusta mi nombre y si me dieran la opción de elegir otro, diría que no.

No soy catalán, y no le termino de ver el detalle burlón a lo de cambiar el Blanch por Blanc. Obviamente, no ví ese programa de TV del que hablas.

Un saludo

GENocideFJS dijo...

Pues para el porno hay que tener unos "apellidos" que vamos, vamos.

Motenai dijo...

Lapiedra r00lz xD

Anónimo dijo...

Pues yo conozco a una tía muy fea de Sabadell, seca como un espárrago que se llama Gemma Serra Tresrazas...