viernes, 15 de junio de 2007

Falta de preparación (que trata sobre la importancia que tiene legislar de acuerdo con la gente)

Ayer leí una notícia en El País (sic) mientras comía con mi padre que me dejó reflexionando: Dos mujeres homosexuales que vivían juntas llevaban puestas ya media docena de denuncias a sus vecinos por insultos, vejaciones, amenazas, etc.

Por lo visto, y siempre según el testimonio de la pareja (de 30 y 40 años y con dos hijos varones menores), sus 3 vecinos las increpan contínuamente al grito de "lesbianas" o "tortilleras" y con amenazas del tipo "ven aquí que te vamos a matar". Incluso alegan que a uno de los niños lo llaman "lesbiano". Obviamente no trataré de simpatizar con el comportamiento de esta gente, ni mucho menos. Pero quiero profundizar un poco más allá rascando algo más que la pintura de la superficie.


En primer lugar hay una cosa clara: esto es España. Nuestra España (cooñoooo) es una de las democracias más jóvenes que existen en Europa y, para bien o para mal, todavía seguimos arrastrando el lastre de muchos años de "conservacionismo", por llamarlo de alguna forma. Estamos a la cola del progresismo; es normal, coñe, salimos de 40 años de dictadura hace nada. Sin embargo, en materia de legislación en cuanto a temas de homosexualidad, estamos al frente de todos los países más avanzados, junto con Holanda que históricamente se ha posicionado como estandarte de la vanguardia y la tolerancia.

Pero esto no es Holanda. Y no se puede pretender emularla con las leyes. La ley debe reflejar el sentir de la población, porque el poder ejecutivo (el que ejecuta lo que legisla el legislativo) debería ser una representación del pueblo español. Y el pueblo español no es solamente el que tiene carrera, el que es moderno, el que es "cool", el de izquierdas o el de derechas, el del norte o el del sur. España (coñooo) somos TODOS. Los españoles, los españolitos, los listos, los tontos, los que tienen blog y los que no lo tienen. Y actuar en contra del sentir popular no da buenos resultados; y si no que se lo digan al PP con el tema de la guerra de Irak.

El partido socialista, con mejores intenciones que acierto, ha intentado transformar la mentalidad española con leyes y bajo mi punto de vista se ha equivocado. Porque una ley no va a evitar que a los homosexuales se les vea como maricones y bolleras, que la bisexualidad deje de ser una perversión excepto si se realiza en nuestra cama y que los transexuales no sean otra cosa que enfermos mentales.

El gobierno, tanto del PP como del PSOE, debería centrar sus esfuerzos en educar, no solamente en legislar y "compensar" a base de discriminaciones positivas. Porque está demostrado que la intolerancia homosexual, la homofobia, no se ha reducido flexibilizando sus posibilidades; y no se está encarcelando a más culpables desde la polémica ley de la violencia de género. Y solamente porque la letra no entra con más sangre sino con más palabras.

Y eso le falta a España (coñooo). A esa gente que increpa a las dos mujeres lo único que les falta es educación. No una ley que les prohíba insultar porque solo hará que incrementar el recelo hacia ellos. Menos pegar y más hablar.

13 comentarios:

Gemma dijo...

Si se están pasando por el forro tus derechos digo yo que tendrás que tener una ley que te avale.

Además, está claro que a partir de cierta edad difícilmente ya podrás educar a nadie. Para ellos, el castigo o el miedo al mismo será lo único disuasorio.

Motenai dijo...

O puede que precisamente produzca el efecto contrario.

Como es el caso, vamos.

Marta dijo...

Veo la razón en tus argumentos, pero creo que el ejemplo que pones para ilustrarlo, el de las 2 lesbianas que son insultadas por sus vecinos, no es un tema de leyes ni educación social.

Hay gente y gentuza, y esas familias deben ser de lo peorcito de la última categoría.

Motenai dijo...

Esa gentuza tb es España (coñoooo).

mònica dijo...

El Poder Ejecutivo no legisla, lo hace el Poder Legislativo (Congreso de los Diputados y Senado), que por eso se llama así. :-) (¿has visto?..¡utilizo signitos!)

Que conste que no he entrado sólo para corregirte (otra vez), sino para llamar la atención de Vander (o eso es lo que creerá él), a ver si escribe algo.

Me gustaría contradecirte (para no perder la costumbre) pq con tus argumentos las mujeres todavía no podríamos votar, pero no tengo tiempo para hacerlo. Bye.

Motenai dijo...

Por supuesto, tb hice ciencias sociales en EGB. Conozco las diferencias entre el poder ejecutivo y el legislativo. Gracias. No pretendía ser quirúrgico en ese apartado, menos mal que ya estás tú para serlo. ñeñeñeñe. Borde. Sin signitos.

En cualquier caso, y tú mejor que nadie para conocer la terrible importancia de saber extraer la esencia de las cosas, la configuración del poder ejecutivo y legislativo en este país viene incidida directamente del resultado de un sufragio, en el que votan TODOS los españoles. Y por tanto, ya sea en el congreso, en el senado o los que forman el poder ejecutivo, son elegidos por el poder popular. A fin de cuentas, uno no existe sin el otro. ¿O sí? Uno hace las leyes, el otro se encarga de que se cumplan.

Y por lo visto no has pillado para nada el sentido del texto. Con mis argumentos no se deduce nada de eso. El hecho de que las mujeres pudieran votar, en el momento en el que se legisló en ese sentido fue porque había un clamor popular al respecto. Se hizo la ley de acuerdo a lo que la mayoría del pueblo pedía, tanto mujeres como HOMBRES.

Se pedía pasar del sufragio universal masculino al sufragio universal total. Y así fue. Qué coño, se pasó de no poder votar a poder hacerlo.

En este caso no aplica, no solamente porque la naturaleza de los casos son MUY distintos, sino pq simplemente es comparar peras y manzanas.

Va, te pongo un signito :-)

mònica dijo...

JA, JA, JA, JA,JA, JA, JA, JA, JA!!!!!!!!!!!QUÉ RABIOSOOOOOOOOOO!!!! Es que eres lo peor!!!Me descojono con tus rabietas de niño pequeño!!!! Y no me repliques, que algunos sí que trabajamos. No tengo tiempo para ti. :-)...y ahora añado XDDDD

Vander dijo...

Monica, intuyo en tu puyita que a lo mejor te tomaste como no era mi intención mi anterior comentario sobre que querías llamar mi atención.

Por aquí te podrán decir que no es nada personal, me tomo libertades muy grandes con todos los que tengo a tiro, espero no te lo tomases a mal.

---------------------------


Respecto al tema, y por duro que pueda sonar, la educación de antes era muchísimo mejor que la de ahora, y mucha culpa la tenía el miedo. Antes tu padre te pegaba con el cinto (cosa que no he vivido ni apruebo) y te quedabas suave como un guante.

Ahora nadie te puede tocar (ni siquiera la ley siendo menor de 14) y los chavales hacen, literalmente, lo que les sale de los cojones. El respeto a los mayores se ha perdido, el respeto a la ley se ha perdido y así muchas cosas.

Yo lo he dicho muchas veces, si de mi dependiese, haría cada ley que haría temblar a Nerón. Ya que a los mayores no se les puede educar, a castigar.

Claro, que todo ésto se solucionaría si los jovenes de ahora (y lo digo yo con 24 xD) tuvieran dos dedos de frente, cosa que muchos no tienen, y que les (nos) repercutirá en el futuro.

mònica dijo...

Vander (yo te llamaré Victu, como Gem, que mola más, si me lo permites, claro), me lo tomé en coña, por supuesto!!!! Iba a contestarte en aquella entrada, sólo que como generalmente estoy desactualizada por lo que a vuestros blogs se refiere (sólo os leo de vez en cuando), pues he aprovechado ésta para pseudo-responder.

Mi anterior comentario no era una puyita, hombre, era más bien un guiño!!! Además, si quieres, a ti tb te puedo hacer signitos, eh?...no te me vayas a poner celoso...mira: :-)

Por cierto, por qué se supone que Gem y yo no estamos preparadas para conocerte? Dile a Sergi que quiero una explicación.

Motenai dijo...

Simplemente no lo estáis. Punto.

Sí, Vander, el problema es no cuando te pasas en la severidad del castigo. Yo no me refiero a eso. Si por insultar hay que pagar 60 o 600 ahí ya no me meto.

Lo que no puedes pretender es que la gente cambie de la noche a la mañana, y mucho menos que lo haga de esta forma. Por lo menos no en una democracia.

Ojo, yo no hablo de delitos capitales o cosas así. Hablo de entendimiento, de la percepción que tiene la sociedad sobre ciertos temas. En este caso, la homosexualidad.

No pretendo debatir la necesidad de la pena de muerte. Por lo menos no ahora, ojo.

Carme dijo...

De qué estamos hablando de personas? Y el respeto hacia tu "prójimo", donde está? Qué pasa con esos gallit@s desalmados que son peores que la tiña? Hay que pagarles con la misma moneda?. La ley, supongo, es la única "arma civilizada" para poder responder a ese tipo de conducta, no?

En fin, como dice mi padre, en esta vida hay personas, personitas y piedras de mechero!

Folks dijo...

"porque el poder ejecutivo (el que legisla)"

Anda cambia eso que no te vea nadie... el ejecutivo ejecuta la legislación legislada por el legislativo :)

Motenai dijo...

Estaba sobradamente explicado en los comentarios, pero ya que es tan importante, lo cambio :-)