lunes, 4 de junio de 2007

El retrato de Dorian Gray (que trata brevemente sobre la percepción de la vida y nosotros mismos)

En el Retrato de Dorian Gray (una de mis obras favoritas), Wilde escribe sobre los principios del narcisismo reflejados en un personaje que, retratado sobre un lienzo, no se ve afectado por las vicisitudes de la vida mientras la disfruta lleno de placeres. En su lugar, es la pintura la que envejece y recibe el castigo por la cada vez más corrompida alma del protagonista.

Lo mismo que le sucede a Dorian Gray nos sucede a nosotros contínuamente. Generamos una imagen clónica nuestra sobre la que echamos todos nuestros problemas mientras nosotros, imperturbables en nuestro pedestal, permanecemos ajenos a la realidad. Hasta que, al igual que en el libro, echamos un vistazo a lo que somos en realidad y en lo que nos hemos convertido: y esa imagen asusta.

Dorian sucumbió ante la visión de su propio ser, durante demasiado tiempo alienado de él. Temo que me ocurra lo mismo. Tal vez no yo, pero mi retrato da un poco de miedo ya.

11 comentarios:

Gemma dijo...

El mío no. Pago a un restaurador que manipula el retrato a mi antojo.

Motenai dijo...

Debería manipularte a tí para que se reflejara en el retrato :-) O es que no has leído la única novela de Wilde?

mònica dijo...

Eres muy raro, tío. Nada más que comentar.

Cris dijo...

Si tu retrato, a estas alturas, ya te da un poco de miedo... recurre a una caricatura! Es mejor reirse de uno mismo que tener miedo. :P

Marta dijo...

Esta vez creo ser la única que te entiende y no estoy de acuerdo con tu parecer. Puede que ahora, en estos momentos pienses que da miedo, pero no estás siendo objetivo, en serio, no es así.

Vander dijo...

Joder, no sé que os dan ultimamente de desayunar allí en barcelona, porque vaya entradas ponéis... y eso que es lunes, cuando llegue el viernes, a saber... XD

Vander dijo...

Vaaaaale, aceptamos maaaartes...

Motenai dijo...

Yo soy Dorian Gray. E inmortal, en esencia.

Marta dijo...

Nosotros entradas raras??....lo dices tú, Mr. Ligeresa "Cómete a un veinteañero"!?

Las porras esta semana se te han atragantado.

Motenai dijo...

La porra es lo que no se atrevió a que se le atragantara a la cuarentona xD

Vander dijo...

Pura dulzura, el colega xDDDDDD