lunes, 25 de junio de 2007

Peor que yo (que trata sobre la ansiedad que generan los que trabajan peor que yo) - Update y 3

Nunca he sido alguien que ha previsto las cosas con meses de anticipo, o semanas. Tampoco soy nadie excesivamente ordenado, ni en casa ni en el trabajo, y donde 'excesivamente' es ya un regalo.

Pero este fin de semana he descubierto que hay gente todavía mucho peor. Desntro de nada me voy para Mallorca, y el mecánico que va conmigo (de una empresa externa) ayer a las 3 de la tarde todavía no sabía que iba conmigo. Y su jefe, a las 19:30 del mismo domingo, me llamaba para decirme que no sabía el vuelo que cogía el mecánico.

Trabajar así simplemente no se puede, porque genera mucha ansiedad. Pero es que los italianos, que vienen a completar la instalación que hacemos en Palma, tampoco se acordaban de que tenían que venir este miércoles y vendrán el jueves.

Y saber que hay gente peor no me produce ninguna satisfaccción.

---------------------

Update: el montador español que cogía el mismo vuelo que yo no ha venido. Lo llamé a las 10 de la mañana para ver donde estaba en el aeropuerto y me dijo que estaba en el notario, que iba a perder - voluntariamente - el avión y que ya cogería el siguiente. Pim pam. Sin problemas.

Cuando llamé a su jefe, que por cierto no sabía nada del tema, me asombró la pasmosa tranquilidad con que me dijo: "Ah, vale, ya te llamaré." Mientras, sigo aquí en Mallorca con la mejor demis sonrisas, haciendo ver que trabajo en este ordenador mientras la gente se ha ido a comer. Y ahora me tocará irme a comer al bar de la esquina mientras dejo mi Ipod cargando sobre el lexan de la Cordoba. Por cierto, el lexan será indestructible, pero no va bien para deslizar el mouse.

Como es de suponer, nadie me ha llamado. Ni el mecánico, ni su jefe, ni los italianos, ni su puta madre.

Buen lunes.

---------------------------------------------

He hablado con Sergi, el jefe de este mecánico que debería haber llegado ya, y me ha dicho que había cogido un vuelo a las 12:45 hacia Palma. Cuando he llamado al mecánico, la conversación ha sido digna de una peli de terror psicológico:

"Antoniooo, ¿donde estás? ¿Ya has llegado a Palma?"

- Sergi, me escuchas? Verás... me escuchas? Escúchame bien. Tú eres amigo mío, no? (nos hemos visto una vez durante 3 días, nada más) Pues verás... yo soy muy trabajador. Yo hago lo que sea. Instalo aquí e instalo allí. Voy a Palma o a China. Te puedo hablar con franqueza, ¿no? Pues verás, yo lo que no me puedo permitir es que me toreen.

"Perooo... Antonio... ¿qué me estás contando?"

- Mira Sergi, Sergi Blanch, mira. Tú quieres que vaya a instalar la máquina, no? (tú que crees??) Pues yo por tí voy. Yo voy. Esta tarde cogeré un avión.

"Pero no lo habías cogido a las 12:45?"

- Mira, yo por tí hago lo que sea. Esta tarde cogeré un avión e iré a Palma. Y gratis (gratis? de qué?). Si eso hablamos luego.

...

No está mal, eh?

-----------------------------------------

Evidentemente, no vino.

10 comentarios:

Marta dijo...

Sé que la mañana no ha hecho más que empeorar pero ánimo y paciencia.

Motenai dijo...

Ya he actualizado al respecto.

Marta dijo...

Ahora es cuando te roban el ipod y tu lunes no hace más que empeorar...

Motenai dijo...

Actualización número 2. El culebrón sigue.

Raül dijo...

Jooooder, vaya tela... tiene más morro que espalda.

Haz ejercicios de respiración, o mata a algunos árboles malosos en el Old Forest xD

Marta dijo...

Es de peli de miedo...la gente está como un cencerro, en serio.

Gemma dijo...

Entendería un acto de violencia en este caso, incluso viniendo de ti.

Vander dijo...

Encima le tendrás que dar una propineja XD

Marta dijo...

Un acto de violencia, señorita, es lo que va a haber en tu casa como Glòria vea que estás leyendo blogs!

mònica dijo...

Voy a solicitar al Vaticano que te beatifiquen. Menudo lunes....y yo creía que el mío (que, por desgracia, todavía no se ha acabado) había sido el peor de los peores posibles.