jueves, 31 de mayo de 2007

Publicidad emocional (que trata sobre los anuncios de Coca-Cola)

Siguiendo la línea de la entrada de Marta de ayer, he tirado de youtube para buscar los anuncios que más me gustaron de Coca-Cola. Y a pesar que la entrada de ayer con un video (buenísimo por cierto) no ha tenido mucho éxito, como me suda la polla voy a poner otra con más videos, a ver si bato algún reto negativo xD

Soy muy de anuncios, yo. Me encanta influenciarme por la publicidad, porque me gusta que sepan hacer bien su trabajo. Les presto más atención que a la mayoría de programas; no soporto el zapping "porque hacen anuncios". No señor, es mejor hacer zapping cuando hacen programas.

En el caso de los anuncios que no enseñan algo palpable es complicado. Al fin y al cabo, el detergente lava más blanco o no destiñe, y eso es un dato objetivo. La Coca-Cola si está buena o no es algo tremendamente subjetivo, y es por eso que recurren a las técnicas de generación de buen rollo para que asociemos una cosa a la otra. Pepsi recurre más a ser "cool" que no a tocarte el "corazoncito". Como Vander no tiene, por eso le gustan más los de Pepsi, en los que sale Biyonsé, Bekam y demás estrellados. Repasemos algunos:

Este anuncio me flipó en su día, me tuvo diciendo "la oscuridad se cierne sobre miiiii" y "me has hecho daño, tio" un montón de tiempo xD



No está mal, eh? Este otro es muy conocido, pero exije mucha creatividad publicitaria porque los elementos con los que trabajas son muy escasos (aunque muy definidos, eso en publicidad ayuda también). Hay varias versiones del mismo anuncio, esta es la que más me gusta:



Este otro es producto de una maravillosa técnica publicitaria que solo las grandes marcas ya establecidas pueden permitirse, porque en realidad ni enseña el producto apenas y juega con los silencios para que el espectador se quede mirando la pantalla. No estoy muy de acuerdo con el mensaje que transmite, pero el resultado es bueno. No deja indiferente, por lo menos.



Este es del estilo del anterior, pero es un espectáculo de creatividad que ataca dos sectores de mercado distintos, buscando lo que no es fácil: complacer a dos generaciones completamente distintas. Es ñoño, como diría Vander, pero es muy bueno.



Otro más ñoño, pero que también juega un montón con la publicidad emocional, en la línea del anterior. De hecho creo, por el estilo, que lo realizaron los mismos responsables. De nuevo, necesitas un inmenso peso de marca para poder permitirte esto.



Y como súmum de todo esto, tal vez el famoso anuncio de los padres y la reconciliación tras la mediación del hijo. Empieza fuerte y escasea un poco al final, pero no está mal, la verdad.



Después, Coca-Cola también ha hecho anuncios actuales con las campañas clásicas de Navidad, para un videojuego, para demostrar que beberla no es nocivo y se puede envejecer perfectamente, que la Light es buena para tu línea (es "la hora Coca-Cola light")... pero creo que queda demostrado que a nivel de publicidad emocional, son unos hachas. Yo soy de Pepsi, ahora, pero la verdad es que prefiero ser cualquiera de los chicos de los anuncios que Beckam, la verdad.

Ale, ahí queda, para los que se conforman con "mini-entradas" con un solo video :-P

4 comentarios:

Marta dijo...

Sergi - gracias! Ha sido un regalazo porque todos esos anuncios, a excepción del enano y su superación personal, me pusieron en su día los pelos de punta y hoy lo siguen haciendo.

"Nada, la niña, que se ha enamorado..." - grandioso

Marta dijo...

http://www.publitv.com/?descarga=Coca+Cola+%2F+Mensaje+de+Paz+2

Desde 1971 moviendo sentimientos...

Cris dijo...

¿Y luego dices que yo me he abonado al videoblog?!! :O

Motenai dijo...

No t atrevas a comparar, Cris!