lunes, 24 de noviembre de 2008

Español de España, coño (que trata sobre la Davis, nuevamente)

Hace... boh... hará unas pocas semanas que hablaba del vergonzoso espectáculo que dio el público español en la anterior eliminatoria de la Davis jugada en una plaza de toros, en Madrid. El tenis, históricamente un deporte bastante alejado de otros muchos como el noble fútbol, pierde completamente su identidad en las eliminatorias por la ensaladera.

Paralelamente a las razones que ya expuse en su momento, quisiera añadir dos detalles más a mi juicio importantes y que creo relevantes para la ocasión:

- Este tipo de espectáculos no está pensado para nuestra gente. Tal vez sea un problema de la sangre caliente, tal vez sea un problema de falta de educación (más que probablemente esto incida en gran medida), tal vez es que somos así de tontos. Pero alguna razón hay por lo que esto pase en España, en Argentina, en Turquía o en Grecia. Y no pase en Suiza o en Inglaterra, países ambos también con dosis de fanatismo pero incapaces de comportarse de esta forma en una pista de tenis.

- No se puede mezclar deporte con nacionalismos. No se puede. Porque allí había gente que iba a ver a España o a Argentina, no a Del Potro o Verdasco. Da igual que jugaran a tenis, como a badminton, taekwondo, canicas o bolos. Lo fundamental es que jugaba ESPAÑA, coño, y si juega ESPAÑA, coño, hay que gritar como un salvaje, jugar el partido en una plaza de toros y demostrarle a todo el mundo el altísimo bagaje cultural que atesora el españolito medio. O el argentino medio, con más delito, gritando "Hijos de puta" o "A estos putos los tenemos que ganar". Pero claro, si ya tu jugador más importante al pasar a la final advierte que "le vamos a quitar de Nadal los calzones del orto", pues poco puedes esperar. España es lo que es, desgraciadamente, y Argentina también tiene lo que tiene. Tristes unos y otros.

Me pregunto, de los 9400 aficionados de ayer que llenaban el complejo del Mar del Plata, cuántos realmente eran aficionados AL TENIS. No ya cuántos de ellos juegan habitualmente al tenis, sino que me bastaría saber el número de los que entienden por lo menos el reglamento. No hablo de etiqueta deportiva (no aplaudir errores del rival, no aplaudir doble faltas, no gritar salvajemente cuando el contrario falla el primer saque, no...) , no el que exige respeto entre los deportistas... simplemente el que conoce el reglamento lo suficiente como para saber que, con esa actitud tan hostil, los jugadores locales pueden ser descalificados por violaciones del código. Sí, está tipificado. Por tanto, LAMENTABLE la actitud del juez árbitro y de los jueces de silla, especialmente en el doble con Pascal - Marie, que permitieron que el partido se les fuera de las manos. Y en España lo mismo, que conste. Si en una eliminatoria un jugador fuera expulsado por conducta impropia del público, cambiaría mucho la cosa. Mucho. Y no veríamos espectáculos tan impropios como el del sábado o el de ayer.

Se nota que existe un nivel muy alto de infelicidad y de rabia acumulada en nuestro país y en Argentina cuando nos vemos obligados a gritarle de esa manera a un tío porque sencillamente haya fallado su primer servicio. Normal que nuestros países vayan como van.

Y una última cosa: ¿por qué todos los aficionados españoles iban con una camiseta de Madrid? ¿No hubo aficionados de otro lugar? ¿La federación les pagó el viaje o qué? Normal que los jugadores cantaran en el vestuario aquello de "Yo soy español, español, español". Esto no hubiese pasado con Bruguera, los Costa, Corretja, Robredo... hubiese habido más moderación y un poquito menos de... de... lo que sea.

En cualquier caso, con la victoria del grupo de Emilio, España consigue su tercera ensaladera. Y eso que no estaba Rafa Nadal, el número 1 mundial. O a lo mejor gracias a ello, nunca se sabe. Felicidades al conjunto completo que han hecho posible esta gesta, inclusive Almagro y Robredo, porque poco a poco el conjunto van colocando en el lugar que a España le corresponde en cuanto a ensaladeras. Tres en ocho años está muy bien. Ojo que el año que viene juega Suiza xD

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Empezamos a destacar de una vez en el deporte mundial, ya era hora coño.

Sldos. Jordi.

opiparopepino dijo...

El problema es que la gente no tiene mucha conciencia del término deportividad. Pero eso no solo pasa en el deporte, recuerdo el verano pasado hubo un concurso de bandas de rock nóveles a nivel balear, y la final fue aquí en ibiza. De la isla solo habia un grupo, que lo hicieron bien, si, pero otros dos grupos lo hicieron mucho mejor y eso es innegable. Al acabar, ganaron esos dos grupos, y el público comenzó a abuchearles cuando salian a recoger su premio. Fue algo que me puso los pelos como escarpias y me fuí de ahí antes de empezar a soltar sillazos en los morros a la gente.

Motenai dijo...

Hombre, soltar unos pocos sillazos tampoco hubiese venido mal, no...

Anónimo dijo...

Di que sí Sergi, ante todo Savoir faire, deporte culto!!.
Felicidades por este triunfo!!.Seguro que vibraste como un campeón!!!
A ver si te atreves y echamos un partidito algún fin de semana...
Beso,
Steffi

Anabel dijo...

ESPAÑA! ESPAÑA! ESPAÑA! otra vez la roja nos da una gran alegría!

Lotes de Navidad dijo...

El 19 de Septiembre publicaste una entrada sobre la actitud poco deportiva del público español en la semifinal. Yo te escribí lo siguiente:
"Bueno, España está en la final. Jugará contra Argentina allá. Espero que veais la final, y luego comparamos las aficiones, si queréis.
(También me acuerdo de un Brasil-España, cuando jugaba Kuerten)"

Por cierto, si los jugadores no están en representación propia, sino representando a su país, España, y no porque alguien les obligue, sino porque quieren hacerlo, supongo que después no será irrazonable que sus gritos sean "yo soy español, español..."
No me gustan los yankees y su manía de poner la banderita hasta en la sopa, pero tampoco el complejo que tenemos acá de no poder ni mencionar España sin que alguien sienta que eso es nacionalismo radical...
Y eso que soy del Barça...

opiparopepino dijo...

Mh, Lotes de Navidad, creo que el problema mas que la ideologia es el modo :/. Hay muchas formas de demostrar apoyo, y por desgracia se suelen elegir las menos elegantes.

Vander dijo...

Yo como siempre me he crecido cuando me han puesto de hijoputa para arriba en los campos, y siempre he pensado que el público es el 50% del espectáculo, pues me cuesta ver un deporte como el tenis, tan modoso y delicado.

Claro, que yo soy futbolero y vivo en una cueva alimentándome del corazón de otros jugadores de fútbol muertos en batalla, no se me puede pedir mucho. xD

Lotes de Navidad dijo...

Yo jugaba a básket, y a mí también me motivaban más las canchas hostiles que las vacías...
En cuanto a los modos, apiparopepino, depende lo que se tolere a quien actúa así...lo que le permitimos a los argentinos, porque nos caen bien (hablo en general, lo que se percibe), no se lo abríamos admitido a los ingleses, que nos caen mal (no a mí, hablo de la percepción social: si no, imaginaos las portada del Marca).
Yo no creo que los ingleses sean más educados (mirad los hooligans)

GENocideFJS dijo...

Debería prohibir entrar a ver los partidos de tenis a todo aquel que no lleve el monóculo bien puesto.
Es broma ^_^
La casualización del tenis ha comenzado ^_^

Motenai dijo...

A ver, un par de cosas:

LotesdeNavidad: Por cierto, que estoy buscando lotes de Navidad xD A mí solamente me molesta el españolismo mal entendido. Lógico que cantaran lo que cantaron tal y como estaba el ambiente, creo que después de ganar el partido se hubiese unido al coro hasta Carod-Rovira. Me fastidió un poco más el hecho de que pareciera que solamente había gente de Madrid y el por qué de ello, simplemente. Me faltó... ummm... pluralidad dentro de la unidad xD Oh, y yo también jugaba al baloncesto - muchos años - y he arbitrado más de 1000 partidos. Las canchas agresivas NO molan xD Y precisamente echaba de menos la tranquilidad de arbitrar partidos de tenis, coñe, en los que la gente por supuesto se comportaba de otra forma. Todavía están los carteles de "silencio" en las pistas por alguna razón, digo yo.

Vander: probablemente no lo hagas, pero un buen porcentaje de los futboleros se comería el corazón del árbitro en un penalty injusto. Por una MIERDA de silbido, vamos. Y ahora dime que no, que son la mar de comprensivos xD

Opi: De donde no hay, no se puede sacar. O, en palabras de Anaxágoras (que mi querido Paquillo el filósofo corroborará), "de la nada, nada procede".

Anónimo dijo...

Creo que lo de Madrid es porque precisamente la comunidad de Madrid es patrocinador de la final de la Davis hasta el 2010, por eso había muchas camisetas de Madrid me imagino que regaladas por el patrocinador.

GENocideFJS dijo...

Huy, pues "la nada" de los tontos, Mote, es muy especial. El que dijo que los tontos no son peligrosos no se lo pensó demasiado. De ellos manan muchas cosas, y pocas de ellas buenas. Y encima como son tontos, se escudan en serlo. Que ahí demuestran ser muy listos, que no inteligentes, pero a fines prácticos es mucho más conveniente ser listo que inteligente.