lunes, 9 de julio de 2007

The talented Mr. Federer (que trata sobre lo que ocurre cuando consigues enfocar tu talento natural en algo)

Ayer por la tarde, en 3 horas y 45 minutos, Roger Federer se proclamó vencedor de su quinto Wimbledon consecutivo al ganar la final contra Rafa Nadal en 5 sets: 7-6/4-6/7-6/2-6/6-2. De esta forma, el suizo consigue su quinto título del All England Club consecutivo, una gesta solamente alcanzada por Bjorn Borg entre los años 1976 y 1980, acercándose así a los siete títulos del mítico Pete Sampras a finales del siglo pasado.

Pero una vez finalizado el titular, llega el momento de hablar de lo que no se pudo ver por televisión. Para empezar, creo que sobra decir que el tenis en sí me obsesiona. Y ya sabemos lo que ocurre con mis obsesiones: me convierto en una base de datos esponjosa que intenta conseguir el máximo número de estadísticas y el mayor número, convitriéndome en un "teórico" de la materia. Y si realmente lo llevas en la sangre, te impide ver tenis desapasionadamente. Me ocurre con muchas cosas, desde la más tonta hasta la más importante, y esta no es una excepción.

Ayer pudimos ver la clásica lucha de la fuerza contra el talento. Evidentemente que el tenis ha cambiado mucho en sus más de 125 años de historia y hoy día es impensable encontrar un jugador entre los 25 mejores del mundo que aúnen necesariamente esas dos cualidades. Por eso, es obvio que Nadal es a la par fuerte que talentoso y Federer, un tenista de clase, tampoco se queda corto de facultades físicas. Es lógico, porque para ser campeón hoy en día no puedes serlo con una mesa de la que cojea una pata.

Pero si se tuviera que señalar el aspecto fundamental de cada jugador, un rasgo característico que lo etiquete para el gran público o un adjetivo que lo haga fácilmente reconocible por todos, en realidad es sencillo: Sampras era un net-rusher, Agassi un heavy-hitter, Hingis destacaba por su variedad de golpes, Muster por su físico, Rod Laver por su clase en la red (como Patrick Rafter, otro "gato")... y en los españoles, Bruguera por ese "latigazo", Emilio por ser una clase de tenis en vivo, Arantxa por su espíritu de lucha, Corretja por ser el mejor defensor que ha dado nuestro tenis, Moyà por ser un jugador tan redondo, etc.

Nadal aúna un sinfín de cualidades: pega muy duro, tiene una gran mentalidad que casi nunca se viene abajo... pero por encima de todo, es FUERTE. No me refiero solamente a fortaleza física (que es evidente) sino a que casi todo su tenis se basa en la fuerza y la resistencia: su potencia en los golpes, su forma de llegar a todas las bolas - y meterlas -, su invencibilidad mental, su capacidad para hipermotivarse a la mínima... es un gran jugador. No me gusta su estilo y debo decir que me aburre soberanamente ese tipo de juego del tenista que, como decía el propio Corretja, siempre pasan una bola más que tú. Pero es indudable que Nadal es, probablemente, el tenista más completo que ha dado España (coñññooo) con diferencia. Es un Michael Chang, un Washington, un Muster moderno y bueno. Bueno de verdad. Está un peldaño por encima del resto.

El problema de Nadal tiene nombre y apellido: Roger Federer. He tenido 2 jugadores favoritos en mi vida antes que Federer, dos súper-clase llamados Stefan Edberg y Pete Sampras. Yo crecí queriendo jugar como Edberg. Yo crecí queriendo tener la clase de Sampras. Ambos eran clásicos jugadores de servicio-volea, una tipología de jugador que tras la retirada de la última hornada (Sampras, Ivanisevic, Rafter, Krajichek) y de la penúltima (Becker, Stich, McEnroe, Edberg) se ha ido extinguiendo. Solamente el británico Tim Henman, un jugador al que vale la pena verle jugar solamente por la clase y la plasticidad de su tenis, sobrevive con un estilo de sacar y subir en todas las superficies.

Como decía, el problema de Nadal es mi jugador favorito, Federer, que con el de ayer acumula ya 11 Grand Slams. Sobra decir que Federer es bueno y que la característica fundamental que atesora es su talento. Federer es el ejemplo perfecto de lo que ocurre cuando pones a alguien que ha nacido para algo en concreto a hacerlo; su característica principal es... que lo hace todo bien. Sirve con la consistencia de Sampras, volea bien, tiene potencia en los golpes de fondo, tiene una infinidad de recursos a su disposición y no tiene puntos débiles. Sampras suele decir, y lo tomo como una voz autorizada, que Federer ganará alrededor de 18 ó 19 grandes. El americano Agassi, que protagonizó una bella rivalidad con Sampras la década pasada y que algo de tenis sabe también, admite que jamás se había enfrentado a un jugador tan completo. Que todo el mundo tiene sus puntos débiles... menos Federer. Bueno, tiene uno: Rafael Nadal.

No sé cuantas veces he visto la final de 2001 de Wimbledon (porque si hay que ganar en alguna parte y te gusta el tenis DE VERDAD, el mejor sitio es el All England Club, que no en vano es la Catedral) entre Rafter e Ivanisevic, ya que compré el partido en la web de Wimbledon - una de las pocas cintas en VHS que conservo - y estoy seguro que la final de ayer también será de las más recordadas.

Y digo esto porque ayer se demostraron muchas cosas: la primera, lo bueno que es Nadal, que tuvo contra las cuerdas a Federer en dos momentos clave del partido: el tercer y quinto juegos del último set, con 15-40 sobre el servicio del suizo. La segunda, lo bueno que es Roger Federer, levantando esas 4 bolas de break y encadenando su siguiente servicio tras el break con 3 ace y un punto de servicio, para ganar su quinto Wimbledon consecutivo.

Porque el suizo, que lleva disputadas ya 13 finales casi consecutivas de Grand Slam y no tiene entrenador, tuvo un partido difícil en la central del All England Club. Pero no olvidemos que jugaba en su jardín: el jardín de Roger Federer. Probablemente el mejor jugador de todos los tiempos.

14 comentarios:

Marta dijo...

Si ayer lo pasaste mal con 3 o 4 ataques de histeria que te dieron, no sé qué harás el año que viene, cuando estemos sentados en la Catedral, viviendo en directo una de las 10 maravillas del mundo moderno: la Final de Wimbledon.

Motenai dijo...

A ver, no fueron ataques de histeria exactamente. Bueno, casi.

Es que me encanta Federer xD

Vander dijo...

No abras entradas de tenis, que es un deporte que me aburre y sólo me permite ver no más de 3-4 juegos finales de una final.


Pero bueno, para no trollear la entrada, opinaré del tema. Mi tenista preferido siempre ha sido Yoshi, del Mario Tennis.

Gemma dijo...

Ya salió Vander, el censurador. Pícale la cresta.

Motenai dijo...

Aunque siempre he practicado deportes de equipo (baloncesto), es siempre mucho mejor el ejercicio individual. La única putada del tenis es que necesitas a otro contra quién jugar, pero por lo demás es el deporte perfecto.

mònica dijo...

Sí, el deporte perfecto...buenoooo, vaaale, menos cuando tienes un contrincante que te exige que no le tires bolas altas al revés. :-)

Y lo más es Roland Garros, sin duda.

Motenai dijo...

Ni bolas cortadas, que no le gustan. Ni que le suban a la red, que la agobian. Ni que le saquen liftado, que molesta. Ni las dejadas, que correr hacia adelante es incómodo :-P

Roland Ratón es la lacra del tenis. Hay una razón por la cual el 75% de los torneos del circuito profesional se juegan sobre pista rápida. Adivina.

Vander dijo...

Mi crestita es intocable, gemma.
A ver si la vamos a tener... xD

Gemma dijo...

¿La tierra batida es cara?

*****************************

Vander, qué ganas de revolverte el pelo me das.

Motenai dijo...

Las pistas de tierra batida son caras por dos razones: la primera, que en su construcción se aplican tres capas distintas de tierra y literalmente tiene que "construirse" la pista con sus líneas y todo (son de un material distinto y se ponen aparte). Pero por encima de todo lo que encarece de verdad el tema es el mantenimiento. No ya solo el montaje de la zona de juego, sino el cuidado, el regado, el nivelado periódico que necesita, la reposición constante de tierra (tú que has jugado en el club ya sabes lo que pasa cuando había mucho viento)... y los palés de arcilla, la que se pone encima de todo, son caros.

A nivel de coste se sitúa justo por debajo de la hierba, que es lo más costoso de mantener con diferencia. O sea, que si tu pregunta iba con afán de exclusividad, nanay :-D

Para el año que viene, Australia cambia su superficie. Desde finales de los 80 se jugaba sobre una llamada "Rebound Ace", pero ahora la sustituyen por otra de la que no sé el nombre. Pero vamos, que también se han gastado una pasta (aunque les haya durado 20 años la inversión). Pero en cualquier caso, SIEMPRE sintética, para diferenciarse de los demás Grand Slams. De esta forma, Australia sintético, Roland Ratón arcilla, el Gran Torneo de Inglaterra disputado en el All England Club (la Catedral del mundo del tenis) aka Wimbledon sobre hierba y Open USA cemento.

Recordemos que en sus inicios Australia se jugaba sobre hierba ;-)

Gem, de nada por el "Splash" (onomatopeya del chapuzón -gratuito- en el pozo de mis conocimientos)

Vander dijo...

Joder, y que siempre tengo que venir yo a esclarecer las cosas... al final voy a quedar como el que siempre viene a dar el datito...

La nueva superficie es la 'wm loud', que al contener menos caucho será algo más firme.


De nada.

Motenai dijo...

Exacto, que internet sirva para algo. Pues mira, ya me puedo ir a dormir tranquilo: "wm loud". Si será más firme igual la hace un pelín más lenta, ya veremos.

Vander dijo...

Espera espera, antes de irte a dormir... ¿insinuas que lo sé porque he mirado en internet? Vamos no me jodas, parece mentira que aún no sepas que cuando unos van yo ya he vuelto.

(cuando tú vas, yo vuelvo de allí.. nanana)

Me sorprendes Mote, creía haber demostrado en muchas ocasiones m conocimiento total del mundo.

Motenai dijo...

No sabía que esa superficie ya se utilizaba en el Mario Tennis. Si es que los de Nintendo son unos visionarios xD