viernes, 7 de septiembre de 2007

Addio, Luciano (que trata sobre la muerte de uno de los grandes de la lírica)

Ayer, al volver a casa tras mi rápida visita a Madrid, me enteré de la muerte de Luciano Pavarotti. Como había sido de madrugada, no lo recogían los periódicos (e incluso salí de casa ANTES de que el paperboy entregara el mío), no pude ver la televisión en todo el día y, a pesar de que estuvimos desayunando en un bar, nadie habló del tema porque evidentemente no estamos hablando de un futbolista de 22 años. Solamente ha muerto un hombre de 71, uno de los grandes populizadores de la lírica tanto en Italia como fuera de ella, alguien que deja un legado artístico equiparable solamente (dicen los que le conocen de verdad) a su legado humano, tras más de 40 años de profesión musical y otros muchos de embajador de paz de las Naciones Unidas.

Claro, no marcaba goles. Es normal que pase desapercibido en esta nuestra España (coññño).

Hermano de leche de Mirella Freni, otra gran soprano italiana, Pavarotti pasó por momentos muy duros en sus inicios en su ciudad natal de Módena, en los que parecía que su voz no progresaba demasiado. Sin embargo, ganar el Achille Peri le sirvió para debutar en 1961 con "La Bohème" de Puccini. Tras unos primeros años de incertidumbre, la gira con Joan Sutherland (esposa de un conocido director de orquesta) hizo que Luciano fuera más conocido - y valorado - en el extranjero que en la propia Italia. Su aterrizaje en la Scala, tras debutar en el Metropolitan de Nueva York, no fue tanto por su caché belcantista sino por el deseo expreso de Herbert von Karajan que lo exigió para una nueva Bohème, a la postre impresionante.

Con La fille du régiment (Donizetti), Pavarotti dejó claro el motivo por el cual sería acuñado como "El Rey del Do de pecho" (do4, do sobreagudo), obra en la que otros tenores rebajaban media nota para no encarar dichos agudos. Su amplio registro no lo limitaba a la etiqueta de tenor lírico - aunque lo era - ya que era capaz de la flexibilidad de un tenor ligero con el repertorio de uno mayor. Durante 30 años fue cogiendo obras de más envergadura (entre ellas, Aída, interpretando a Radamés, o Turandot), aunque siempre se le criticó un repertorio algo escaso, si bien de excelente gusto.

La unión con los Plácido Domingo y Josep Carreras, dos compañeros de profesión y amigos suyos, fue algo mediáticamente aceptable a pesar de las primeras reticencias, e incluso entró en el siglo XXI en activo. En el 2005, la Ópera de Berlín le despidió de los escenarios con una impresionante ovación tras su última Tosca.

Debo a mi padre y a su pasión por la ópera y el tenor italiano el haberlo conocido de muy pequeño. No eran pocas las veces que lo escuchaba de camino al cole y cuando me venía a recoger, con recopilatorios de sus grandes momentos que apenas se aglutinaban amontonados en unos pocos cds.

Para cualquier amante de la música, sea lírica o no, la muerte de Pavarotti supone un hueco inmenso en 40 años de bel canto. Probablemente, el reportaje de hoy en La Vanguardia será una de las pocas repercusiones mediáticas que recibirá antes o después de su entierro a las 3 de la tarde. Nadie hará camisetas con su nombre ni se paralizará el país, ni tampoco los telediarios le darán horas de cobertura al tema.

Por 40 años de ópera, por tu pasión por los niños, por ser embajador de paz, por tantos buenos momentos en el coche y en casa debido a tus grabaciones... gracias, Luciano. Si hubieras marcado un par de goles no sé hasta dónde hubieras podido llegar. Te tuviste que conformar con ser de los mejores en tu terreno.

21 comentarios:

Batto dijo...

DEMAGOGIA MODE ON

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Motenai dijo...

Ein?

Vander dijo...

Cantar sirve para lo mismo que el fútbol, para nada.

Así pues, ¿por qué esta entrada? ¿porque es tenor?

bah...




:)

Motenai dijo...

Algo más que pegar patadas al balón xD

GENocideFJS dijo...

No puse nada en la entrada en que hace unos cuantos días Mote escribía acerca de la explotación por parte de los medios de la muerte de un futbolista pero estoy bastante de acuerdo con él.
Pero bueno, la historia pondrá a cada uno donde le corresponda y se recordará a quien verdaderamente ha dejado un legado.

Anónimo dijo...

es una perdida brutal, es insubstituible.
A mi padre le gustaba mucho.
Pero bueno, asi es la vida misma.
Resignación.
Sldos. Jordi

Motenai dijo...

Pues si, es así. Y eso que yo, y los que tenemos 30 años, no hemos podido disfrutarlo en su máximo esplendor.

Pero bueno, qué le vamos a hacer...

Batto dijo...

A mi me paerece Demagogia o le queráis llamar.

Que se muere la Rocío Jurado de un cancer, pues las folclóricas de España y todo el mundo del corazón de luto.

Que se muere el lateral izquierdo más prometedor de España con tan solo 22 años, pues el mundo del futbol de Luto.

Que se muere Pavaroti? Pues el mundo de la opera y la música de Luto.

Cada cosa en su justa medida. Es que ahora váis a criticar tb cada año cdo se celebra en todo el mundo cdo se murió Elvis?

Que en España se magnifique todo lo que está relacionado con el futbol es una cosa, que ahora ataquemos a la gente por sentirse apenada por que uno de sus ídolos se ha muerto me parece demagogia, simple y llanamente.

Motenai dijo...

No, critico que se magnifique la muerte de un tío de 22 años que apenas empezaba su carrera deportiva SIMPLEMENTE por el hecho de que era futbolista.

Otras personas, que coincidirás conmigo que tienen un bagaje de resultados algo mayor en la vida más allá de pegarle patadas a un balón, mueren y no se les da la misma repercusión mediática porque sencillamente no son futbolistas.

Estoy seguro de que se muere el Dalai Lama, Kofi Annan y toda la cúpula de UNICEF a la vez y no se les da la misma cobertura que a Antonio Puerta. SEGURO.

GENocideFJS dijo...

En este país, el tiene que ser noticia POR COJONES. Y cuando no las hay, se las inventan.
¿Se ha muerto un chaval de 22 años con un futuro prometedor en el deporte (o tal vez no tan prometedor, pero eso desgraciadamente no lo vamos a saber nunca) ?. Hasta en la sopa lo vais a tener.
Porque el futbol en nuestro pais se ha convertido en "algo más que un deporte". Es demasiada gente la que obtiene beneficios del futbol
como para escatimar cualquier ocasión para tener el mundillo del futbol hasta en la sopa.

Para los amantes de este deporte la situación actual de los medios de comunicación en cuanto al deporte rey, que se tenga que hablar todos los putos días sobre él, tiene que ser algo así como el Nirvana.
Pero existen personas, y bastantes me consta, a las que el fútbol se la rempampinfla y que dedique tanto espacio televisivo a este deporte, ya casi es motivo suficiente como para no encender la TV. Porque me diréis de la muerte de Antonio Puerta, pero el verano en el que Beckham fichó por el Madrid no se hacía otra cosa que hablar del deportista-modelo este.

Vander dijo...

Oferta y demanda, paquillo, como en todo.

Y dando la razón a Mote, decir que la muerte del dalai, del kofi y de todos los Unicefos, realmente me importarían mucho menos que la de una persona de 22 años que sólo pateaba un balón, pero qué le vamos a hacer, debo ser un monstruo...

Batto dijo...

...pues ya somos dos Vander. Siento ser aficionado al fútbol y q me interese más que se muera Puerta que Pavarotti... Q MALO SOY!

PD: Por cierto ¿Quién es el Juez que valora que dar unos gritos en un escenario es mejor que darle patadas a un balón? Lo digo para que le explique su teoría a los medios de prensa y así no volverá a pasar lo mismo.

Motenai dijo...

El día que consigas convencerme que ser defensa de un equipo de fútbol es mejor que 30 años de embajador de paz de la ONU te hago un monumento.

No te digo que revises tus prioridades ni tus preferencias, solo expongo mi opinión de lo que parece una exageración. Si quieres podemos pedir al gobierno que el día que murió puerta sea festivo nacional - en señal de luto.

Motenai dijo...

Ah, y si me preguntas el juez que me hace verlo de esa manera te respondo con su nombre: Común, Sentido Común.

GENocideFJS dijo...

Batto, a cada uno nos duele en un sitio distinto. Pero con gran riesgo casi afirmaría que el quid de la cuestión no es ese, lo que afecta a cada uno, sino de como los medios de comunicación explotan al máximo cualquier tema relacionado con el fútbol y como se resta importancia a otros asuntos.

Batto dijo...

Ahí es a donde quiero llegar Paco, a que son los medios de prensa los que nos "hacen" pensar quizás que el fallecimiento de Puerta es más trágico que el de Pavarotti. Son ellos los que hacen de una tontería (la mayoría de las ocasiones) un a bombazo informativo nacional y no los aficionados que sientan mas o no la muerte de una persona notoria.

Y que conste que no es mi caso el de apenarme más por una que por otra, como igual está pensando Sergi. Me levanto por las mañanas con las noticias de la Ser, y a las 6 y poco de la mañana ya sabía lo de Pavarotti, y al llegar al trabajo me informé más por Inet.

Y volviendo al mensaje de Mote, entonces me confirmas que la razón que hace que Pavarotti muera sea más importante que Puerta es el puesto de embajador de la ONU.

De esta afirmación se deduce que el día que muera Ronaldinho (dios no lo quiera) verás lógico que se maxifique y se hable de él en todo el mundo, por que yo recuerde es embajador de UNICEF desde hace años y participa activamente en las fabelas de Brasil, o el mismo caso en ETTO que aunque es futbolista todo el mundo sabe q desde empezó a tener un sueldo decente en el Mallorca tiene una ONG en Camerún, patrocina al equipo juvenil de su país y ayuda a jovenes futbolistas camerunenes a llegar a jugar en europa como consiguió él.

Motenai dijo...

Lo que hace grandes a las personas son sus actos, creo yo. O por lo menos su reconocimiento público debería ir en función de sus actos, no necesariamente de su notoriedad.

Es decir, tú eres igual de persona - e igual de valiosa - que Ronaldinho, pero su repercusión pública (que no su popularidad) es mayor que la tuya o la mía.

Que el sistema funciona así, está claro, lo sabemos. Me da rabia, nada más.

No juzgo lo que te importan las personas porque sinceramente no lo sé; juzgo el hecho de que el mundo se revuelve cuando se muere un chaval de 22 años POR EL SIMPLE HECHO DE SER FUTBOLISTA, como si hubiera hecho algo grande en la vida aparte de darle patadas al balón. Que oye, que igual el Puerta tenía 15 ONGs y había adoptado a 40 niños... no lo sé. ¿Y sabes por qué no lo sé? Porque se ha hablado únicamente de lo mucho que ha perdido el Sevilla, de la selección, del gol que metió en la UEFA... camisetas por aquí, camisetas por allá...

Más que darle un valor real, se ha mediatizado su muerte hasta el punto de convertirla casi en un reality en el que, si no entrabas al trapo, quedabas mal. Homenaje aquí, homenaje allí, suspendemos un partido allá, celebramos un acto acá...

Es que la parafernalia, gratuita, me vuelve loco.

GENocideFJS dijo...

Y vete a saber si es tan gratuita la parafernalia, Mote.
En el mundo ocurren muchas cosas cada día, normalmente solo se hace hincapié en las malas y terribles, de las que hay que tener conocimiento por horrorosas que sean. Y muchas de las que no se hablará.
Sin embargo lo del ´futbol en nuestro pais comienza a ser caso de juzgado de guardia. Incluso se llegan a "futbolizar" las opiniones, tomandose mucha gente unas elecciones generales como un partido de fútbol.

Motenai dijo...

Es que imagínate tú si se llega a morir Raúl o Ronaldinho la que se monta. O Zidane.

Batto dijo...

Entonces me estáis dando la razón. Lo que os fastidia es la MEDIATIZACIÓN del tema, no que la gente se preocupe por ello, o que el sevilla o el futbol este de luto.

Si la selección española hubiera hecho más actos para honrar su muerte, pero no lo hubieran dando tanta bola en los noticiarios os "Molestaría" tanto? me juego el cuello que no.

Aquí la raiz del problema es la TV y la prensa que magnifica lo que les interesa, como los lios en gran hermano o que hristo mejide es un capullo.... No que el mundo del futbol, sean 4 gatos o diez millones de personas, lloren a un personaje querido.

GENocideFJS dijo...

Por mi parte, Batto, el quid de la cuestión es más o menos el que señalas en tu último mensaje.
Sin embargo no hay que olvidar una cosa. El poderoso influjo de la TV. O más bien, lo fácilmente que se dejan influenciar algunos por lo que se muestra en la TV.


Cosa que no deja de parecerme la pescadilla que se muerde la cola. Sobre todo cuando la hermana de un amigo me dijo hace años que veía "Médico de Familia" no porque ella disfrutara de la serie, sino porque de algo tenía que hablar con sus compañeros de trabajo.

Lo que quiero dejar como interrogante es si el sentimiento está ahí porque es profundo o porque los medios han cavado profundamente en los sentimientos de la gente que , como la hermana de mi colega, se deja conducir por la TV para que la buena conversación con sus compañeros de trabajo (por ejemplo), no falte.