jueves, 6 de septiembre de 2007

Impossible is nothing (que trata, de forma ultrabreve, de... nada)

No me gusta utilizar eslóganes publicitarios manidos, pero realmente hoy me siento como la frase que proclamo. Si bien mi estado de ánimo es volátil como la vida misma - he pasado del cabreo inmenso para, al cabo de pocos minutos, estar profundamente durante 48 horas para luego irme "arrabiando" a fuego lento - en estos momentos me siento en plan Coloso y siento tener la piel de osmio. No la tranca de osmio, pero sí la piel.

Creo que está llegando el momento, duro también, de los agradecimientos por las atenciones prestadas por mucha gente no ya durante estas últimas semanas sino durante los años posteriores, así que hoy me siento en disposición de atenderlos a todos y muy sinceramente ponerme a sus pies.

Esto requerirá una serie de recursos por mi parte que no pienso escatimar y, en la medida en la que me sea posible, espero estar a la altura de las circunstancias. Al mismo tiempo, la pausa laboral que he tenido durante este último mes y medio, que no sé si decir "menos mal" o realmente no me fue nada bien, ha terminado. He vuelto a empezar a trabajar a destajo y eso implica volver a mi rueda de viajes una vez más. De hecho me toca levantarme hoy a las 4:30 de la madrugada para irme a Madrid. Esto se junta con el hecho de que no tengo todavía mi futuro apartamento acondicionado (de nuevo, Mònica, zenkius por el favor de hoy) y hay ciertas presiones externas que intentan acortar la distancia entre el cielo y la tierra de forma peligrosa.

Pero, en estos momentos, me siento fuerte para afrontarlo todo. No es que nunca pensara que no lo fuera a conseguir - eventualmente TODO se consigue con la suficiente tenacidad, que no me falta - pero ahora veo que lo voy a conseguir.

Tengo la impresión de que, exceptuando una faceta de mi vida en la que no quiero serlo, mi invulnerabilidad vuelve a estar cerca.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien campeón, no esperamos menos de ti, eres un luchador y lo que necesitas es tirar para delante.
No mires para atrás, cuando suene el despertador solo piensa en el objetivo diario.
Sldos. Jordi. Tu viejo amigo.

Batto dijo...

Si vienes a Madrid y te quedas unos días, ya sabes que si quieres pasar un rato agradable con los CCAs estamos por aquí ^_^x

Motenai dijo...

Pues gracias a ambos :-)

Ayer llegué a Madrid a las 8 de la mañana, me fuí a Salamanca en coche, visité un cliente yvolví a Barcelona con el avión de las 17:30 de la tarde xD

Pasaré unos días en Madrid dentro de un par de semanas :-P