jueves, 18 de septiembre de 2008

Más madera, es la guerra (que trata sobre nuevas PAC y una breve reseña de criptografía)

Estos próximos meses tengo un trillón de cosas que hacer, aunque espero ir un poco más tranquilo que el anterior cuatrimestre. Empiezan de nuevo las PACs por doquier y no serán pocas las que tendré que hacer, con el agravante de que empiezo a estudiar una lengua nueva que ni me gusta ni he visto en mi vida. Y además, todo está escrito así con lo que yo me esperaba algo sencillito y creo que voy a pringar...

Los objetivos lectivos de esta primera vuelta de la temporada son:

- Afianzar mis conocimientos del catalán como lengua escrita (me avergüenza cometer faltas de ortografía) en profundidad, con su pragmática y su discurso
- Ampliar el panorama de la historia de la filosofía, cosa que siempre me ha gustado, y tocan dos siglos estupendos.
- Profundizar en la historia del siglo XX
- Saber algo de arte
- Saber cómo empezó todo esto que llamamos música
- Desarrollar una teoria del conocimiento
- Y, por supuesto, hacer el Muzzy, big Muzzy pero en otra lengua.

Por cierto. Hablando hoy con Vander acerca de sus nulas capacidades para la criptografía (y de lo que dicen las malas lenguas de él, por cierto), me he acordado de uno de los primeros sistemas de enviar mensajes con clave. Es tan simple que asusta. No estoy hablando de permutaciones de letras ni nada por el estilo, es algo mucho más rudimentario y guay.

Abro una caja y meto el mensaje dentro. Cierro la caja con un candado y se la envío a Vander. Vander la recibe pero no la puede abrir (yo tengo la llave), así que le pone un segundo candado y me la devuelve. Cuando la caja me llega con dos candados - el mío y el suyo - basta con que, con mi llave, retire el mío y le devuelva de nuevo la caja a Vander. Ahora la caja, con su candado, puede ser abierta sin dificultad con su llave.

Simple e ingenioso, ¿verdad?

10 comentarios:

opiparopepino dijo...

¿Y no seria mas fácil que cada uno tuviese una llave del mismo candado? El mensajero que llevase la caja se ahorraria viajes.

Vander dijo...

¿Nulas capacidades para la criptografía? Te acuerdas cuando te llame un sábado, creo, hace ya un huevo y estabas retirado en un sitio tranquilito en no se qué pueblecito o algo así? Te pregunte si estabas sólo y al decirme con quién estabas, te pusiste más tontito que de costumbre. Si te tenía calado de hace mucho, melón.

Y aún llamándome por teléfono, no me ha quedado claro del todo la historieta que me has contado. Había llegado a casa hacía apenas una hora desde las 5:00 que había colocado las calles, no estaba (estoy) muy lúcido. Pero vamos, que viniendo de tí, puede estar todo basado en hechos realmente inventados.

Motenai dijo...

Opiparo:

Por un lado, no hay candados con la misma llave. Y por otro lado, con este sistema puedes intercambiar mensajes secretos con CUALQUIERA, no solamente con aquel que tenga una llave igual que la tuya :-)

Vander, no mientas.

Anabel dijo...

Tenéis mucho tiempo libre. Se confirma.

Vander...pásatelo bien en el concierto!

Motenai dijo...

No, lo que pasa es que lo empleamos sabiamente.

Vander dijo...

¿Cómo que miento?

Si tu memoria de pez no lo recuerda, es otra cosa. Es más, yo recuerdo hasta parte de la conversación que tuvimos...

---------

Mote, dile a Anabel que gracias. No se lo digo yo directamente para que no te montes películas ni se me cuestione mi comportamiento.

Motenai dijo...

No será tanto, don mastermind

Anónimo dijo...

Solo una matización, candados con la misma llave si hay.

Sldos. Jordi.

Motenai dijo...

Hombre, claro, siempre lo puedes duplicar. Pero... ¿cómo envías la llave? ;-)

Lotes de Navidad dijo...

jajajajja, menuda pandi....
Oye, sois la leche, entre vander, monte, anabel y carme pareceis un buen grupo...
Me ha gustado la historia del candado, la verdad que es ingenioso